Reproducción en perras

El ciclo reproductivo de la perra posee a grandes rasgos 4 etapas, una fase de anestro, donde la hembra no posee signos reproductivos visibles.
  Una fase de proestro, donde comienza el sangrado vaginal de la perra, el útero se esta preparando para la reproducción, la perra es seguida e intentada montar por perros pero no se deja, hay inflamación de los genitales externos, incluyendo las mamas.
  Luego viene el estro (esta fase mas la anterior sumadas son el celo de la perra), en el estro la perra ovula y se deja montar, algunas veces persiste un leve sangrado vaginal, hay inflamación de los genitales externos y es cuando queda preñada.
  La siguiente fase es el metaestro, en esta fase los genitales vuelven a la normalidad, pero puede persistir una inflamación de las mamas.
La ultima fase y la mas larga es el anestro, que es el periodo entre celo y celo, normalmente de 5 o 6 meses de duración.

Cuándo queda preñada la perra?

La perra queda preñada durante la segunda fase del celo, normalmente unos diez días luego de comenzado el sangrado, y cuando este se detuvo, pero ojo que no todas las perras ovulan en ese tiempo por lo que hay que cuidarlas durante toda la fase de celo, hasta que los genitales externos estén completamente desinflamados.
Las perras tienen la característica de ovular mas de un día, lo que hace posible que si es montada por diferentes machos en el celo pueda tener hijos de diferentes padres.
En el caso de que se busque una cría,  por medio del estudio de frotis vaginales (una maniobra sencilla), se puede determinar el momento de la ovulación,  lo que permite que la monta sea realizada en el mejor momento o que se pueda hacer una inseminación con una buena probabilidad de preñez.

Cuando interrumpir el embarazo?

Existen varias formas de interrupción de la preñez, que describiré de acuerdo al día de uso.
Días uno a cinco: la primera forma era la mas frecuentemente usada hasta hace poco tiempo, descartada al día de hoy por el alto riesgo de vida o complicaciones secundarias que tiene, era el uso de estradiol, hormona femenina, debe inyectarse en los primeros cinco días post monta, da como efectos secundarios una prolongación del celo, con mayor sangrado e inflamación de los genitales, no evita que futuras montas en el mismo ciclo dejen preñada a la perra, tiene el riesgo además de provocar una anemia irreversible que termina con la muerte del animal a los 15 o 20 días, otro efecto adverso es predisponer a la infección de útero. Se usa un inyectable.
Su acción es no dejar implantar al embrión

Hasta el día 15: el producto se llama privaprol, de origen italiano, no tiene efectos hormonales, se puede usar desde el día 6 al 15 después de la monta, tiene altas probabilidades de producir infecciones de útero luego de aplicado. Se usa una inyección.
Su acción se basa en ser un producto tóxico para embrión pero no para la madre.

  Luego del día 25 y hasta el 35: se usan corticoides en altas dosis, la ventaja de esperar hasta este momento es que se puede determinar mediante ecografía si existe verdaderamente una preñez, ya que el 50% de las veces que llegan con una perra supuestamente montada, esta no esta preñada. Aplicando este método, solo se aplica a las verdaderamente embarazadas, los efectos colaterales son tomar mucha agua, orinar mucho, depresión, y algunas tienen flujo vaginal, si bien se considera que hay una reabsorción fetal y no un aborto.
No todas las perras terminan el tratamiento ya que muchos dueños se asustan cuando el animal se deprime. En cuanto a las ventajas es que es de relativamente bajo costo, y seguro. Se aplica por vía oral durante 10 días

Del día 25 al día 45: Alisyn, este producto es usado con gran seguridad, de pocos o ningún efecto colateral, produce la muerte y reabsorción fetal hasta el día 40, mas allá puede existir un ligero corrimiento vulvar, el gran problema de este producto es su alto costo, se aplica en dos inyecciones con diferencia de 24 horas.

Esterilización si o no?

La esterilización o castración de las perras es aconsejada SIEMPRE en aquellas que no vayan a ser usadas como reproductoras, o aun en aquellas que una vez que se han reproducido no lo van a volver a hacer.
Hay que sacar el elemento de humanizacion, la esterilización en los animales representa una gran cantidad de beneficios, tanto en las hembras como en los machos.
En las hembras si es castración prepuber, se evitan los tumores de mama, y si es luego de la pubertad se reduce el riesgo de aparición, y sobre todo de crecimiento de los tumores, ya que muchos de estos son hormono dependientes (crecen mayormente cuando se produce el celo de la perra). Se reduce asimismo la posibilidad de infecciones de útero.
En los machos la castración evita el marcado con orina de paredes y muebles, evita los problemas de próstata con todos los problemas secundarios que ella trae aparejados.
Las contras de la castración es la tendencia a la obesidad que genera en algunos ejemplares, pero que puede ser corregida con dieta adecuada.

Parto

La preñez de la perra dura entre 58 y 65 días como normal, solo luego del día 65 se considera un embarazo prolongado y por lo tanto riesgoso para la vida de la madre y los cachorros.
Al momento del parto se debe buscar un lugar cómodo para la perra, pero no muy grande, donde no haya rincones donde puedan ir a parar los cachorros, sin desniveles donde se puedan caer, y con el piso forrado en diario para evitar el suelo frío, además el diario no los puede ahogar como una tela, y se puede descartar periódicamente  obteniendo una excelente higiene del lugar. Si no tiene un lugar así puede cerrar un rincón con tablas para obtenerlo, el lugar deberá permitir a la madre estar acostada de lado con los cachorros mamando y dejar algo de lugar libre, en este caso la comida y el agua de la madre pueden ir fuera de las tablas, evitando que se vuelquen y mojen a las crías.
Cuando comienza el parto la madre generalmente esta inquieta, rasca el piso, y se esconde, si se toma la temperatura esta desciende hasta un grado,  se ven los pujos, donde se contrae en forma muy notoria el abdomen.
  Desde que se ven los pujos hasta el primer cachorro pueden pasar como máximo 6 horas, si en ese lapso no comenzaron a salir los cachorros llame al veterinario para controlar que todo este correcto, luego del primer cachorro, el resto sale cada 20 o 30 minutos, con un tope de dos horas entre crías, hasta terminar el parto, donde la madre normalmente cambia de actitud y se acuesta de lado, totalmente tranquila para dar de mamar a su cría.
En general las propias perras se encargan de abrir la bolsa amniótica donde viene el cachorro, comer la placenta (una por neonato), y cortar el cordón umbilical, esto a veces no ocurre en las madres primerizas, en especial con el primer cachorro, por lo tanto estas madres deben ser vigiladas para ver si actúan correctamente.
No es bueno molestar a la hembra durante el parto, déjela tranquila, no llame gente para que la vea, ni siquiera llame a su veterinario salvo que se presenten problemas, cuanto mas nerviosa se pone la perra con los extraños, más fácil es que abandone los cachorros, o los muerda, o aun en los peores casos interrumpa el parto, terminando en cesárea.
Durante los primeros 15 días de vida los cachorros no deben ser suplementados, las madres con su leche cubren todos los requerimientos, si ocurren muertes durante los primeros días un veterinario debería revisar el resto de los cachorros y a la madre.

 Desde ya a sus ordenes por cualquier consulta

 

VetLaDiligencia.Com © 2008-2010 (02)709-5133 FpDisenoWeb.com Paginas Amigas